top of page

#024: Sobre el caso Horner y el Clan Verstappen - #F1 #DesdeElGaraje


Redacción: Fernando Salinas // fotos: Getty Images y Red Bull Content Pool


MUCHO se ha especulado en torno al destino de Christian Horner, ahora que su permanencia en Red Bull está en juego de cara al comienzo de la temporada 2024. 

El actual jefe del equipo está acusado de conducta inapropiada por un empleado/a. 

Dichas actitudes se decían en un principio podían tener peso por conductas sexuales, aunque fue rápidamente desmentido. 

Con menos de una semana para el comienzo de los test de pretemporada, la lucha interna parece que irá a largo, pues Horner, quien sostiene su inocencia, ha sostenido largas conversaciones con su abogado y con un viejo conocido, Bernie Ecclestone, quien le ha mostrado su apoyo de manera pública y ha soltado una bomba ante la prensa alemana: 

Parece que quieren deshacerse de él"

No es casualidad que el medio neerlandés De Telegraaf, un medio muy allegado a la familia Verstappen fue el primero en soltar la bomba. Desde hace algún tiempo, el conflicto interno en la escudería de la bebida energética se encuentra en su máximo apogeo. 

Helmut Marko, asesor de equipo y director de la academia de jóvenes pilotos, es un protegido de Max Verstappen ya que gracias a Marko, el neerlandés pudo acceder a la fórmula uno en un momento cuando Mercedes parecía ficharlo. Gracias a Helmut las cosas han cambiado, o lo más seguro es que la máxima categoría aún estaría bajo el imperio de los de Brackley. 

Es por ello que Max ha mencionado públicamente que si algún día Red Bull prescinde del austriaco de 80 años, él también partirá. Red Bull sabe que no puede dejar ir a Verstappen en la circunstancia actual, en la que han tenido la temporada más dominante en la historia del deporte motor. 

Esta situación fue bastante complicada, pero denota el poder que tiene el Clan Verstappen, pues ante los comentarios racistas que Helmut ha emitido de Checo en años pasados, la directiva de Red Bull poco a hecho para frenarlos, salvo una reprimenda el año pasado, cuando el público pidió la baja de Marko, pues los comentarios ya eran insostenibles.

Parece ahora que el padre de Max, Jos Verstappen tiene la mano metida en la dirección del equipo, razón por la cual Horner termina “sobrando” en la ecuación según sus ojos. Son dos fuerzas cuyo eje no está alineado. Horner a ojos de los Verstappen no sigue su filosofía, algo que sí podría hacer alguien como Marko. Y ante la información que ha anunciado la prensa alemana en la que se menciona que el vínculo entre Horner y Max se ha roto, es cuestión de tiempo para observar si el Clan Verstappen es capaz de sacar del equipo al jefe con más longevidad de la parrilla y qué cosecha un sinfín de logros. 



Red Bull, a mis ojos, le ha entregado a los Verstappen las llaves del equipo sin ponerse a pensar en las consecuencias a largo plazo. Los grandes equipos no se construyen con empleados cuya mentalidad es diferente u opuesta, el claro ejemplo es Alpine, pero de acuerdo con la ley universal, en el trabajo se debe hacer lo necesario por un bien común, sin importar las diferencias que existan fueran de este, a eso se le conoce como profesionalismo, y tal parece que esa no es la forma de trabajar de los neerlandeses, en particular de Jos. 

Todo lo que sube tiene que bajar. Red Bull Racing está en la cima, sin embargo, deben considerar si es buena idea dejar influenciar al equipo por gente que podría irse al primer momento en que la montaña rusa comience a descender. 

Si la cláusula de apoyo mutuo entre Christian y Adrian Newey, director de desarrollo del monoplaza, resulta ser cierta, el equipo de Milton Keynes podría perder a la pieza clave de su dominio. 


Por otro lado, si las acusaciones contra Horner son ciertas, no puede defenderse lo indefendible. 


¡Faltan 13 días para Bahrein! 🇧🇭


Favor de enviar comentarios y sugerencias al correo: metropolisoax@gmail.com  

twitter (x): @fersalinas_13





Comments


bottom of page