top of page

#028: Una escudería que vive del pasado y un campeón sin asiento - #F1 #DesdeElGaraje


Las dos caras que nos dejo el Gran Premio de Australia

Redacción: Fernando Salinas // fotos: @carlossainz55 y @logansargeant en instagram


HA SIDO DECEPCIONANTE la decisión del equipo Williams en el pasado Gran Premio de Australia. Condicionar el fin de semana de un piloto por error de su compañero. Las declaraciones de Logan Sargeant al momento de conocerse la decisión de James Vowles se sintieron como puramente RP de la misma Williams, para calmar a la candente opinión pública, que salió con múltiples críticas hacia el equipo, por la carente producción de nuevas piezas. Esenciales para el momento en que algún desperfecto o incidente en pista, pueda ocurrir. 

El problema de Albon evidentemente fue su culpa. No hubo indicio que hiciera suponer que lo ocurrido con su monoplaza se tratase de un fallo técnico, por lo tanto, en una decisión ética, lo más correcto era dejar correr a Logan, y como dicen en mi país: “Que sea lo que dios quiera”. Lo máximo que Williams tenía para pelear en Albert Park era una posición 10, y como pudimos ver, Albon no pudo siquiera llegar a eso, dado que el Racing Bulls de Yuki Tsunoda dio cátedra de la verdadera definición de lo que es ser un auto de media tabla. La situación de Williams es delicada. Tras la absorción del equipo en 2020, las cosas en el equipo están a raya. Ya vimos que en situaciones de crisis no cuentan con el presupuesto para tener un chasis de repuesto. Y aunque Vowles ya confirmó que tendrán el chasis de Albon listo para Suzuka, la realidad es que el equipo hace lo posible por sobrevivir en una fórmula uno moderna. Williams solo vive del nombre que hace décadas los hizo ganarse un lugar en la máxima categoría. Es increíble que la FOM no quiera darle la oportunidad a equipos como Andretti, y tenga a otros haciendo lo posible por sobrevivir. 


🏎️


Carlos Sainz Jr. hace lo posible por demostrar el talento que tiene, tras estar a la sombra constante de Charles Leclerc. Ahora que ya no mendiga contratos de Ferrari poco tiene que perder. La apendicitis fue poco impedimento para ausentarse en Australia y ganar la carrera (aunque sigue un misterio que habría pasado si Verstappen no se hubiera retirado). 

Lo único cierto es que en estos premios ha demostrado un mejor rendimiento que el protegido de Ferrari, y de seguir esta racha, lo impensable hasta hace unos meses se podría hacer realidad: verlo vistiendo los colores de Red Bull una vez más, o por qué no, siendo parte de Mercedes. 

Sainz es un piloto que en más de una ocasión ha demostrado la gran habilidad para elaborar estrategias improvisadas (Singapore 2023) que sorprendieron al muro de estrategia de Ferrari, al preguntarle qué pretendía al desacelerar teniendo a Lando Norris y George Russell tan peligrosamente cerca. Esta misma técnica, fue aplicada sin éxito por su compañero en la carrera final en Abu Dhabi para darle el subcampeonato a Ferrari. 

Ante un español ya recuperado totalmente para este fin de semana y un circuito que el año pasado no se les dio bien por el excesivo desgaste de los neumáticos del SF23, la revancha frente a Max que ha llegado 11 días antes al país (como un poderoso mensaje para dar a entender su sed de victoria) y un McLaren que, como vimos en Jeddah, es tremendamente eficaz en curvas de alta velocidad, Suzuka lo tiene todo para ser, y con creces, la mejor carrera del año hasta ahora. 

Vamos a Suzuka. 🇯🇵

Favor de enviar comentarios y sugerencias al correo: metropolisoax@gmail.com  

twitter (x): @fersalinas_13