top of page

Al acecho del trono - #SociedadDelEspectáculo #Las3DeLaSemana


Por: Fernando Salinas

Foto: Ricky Esquivel


Menos de un año para las elecciones presidenciales.


Qué se puede decir de Andrés Manuel. Desde Palacio de Gobierno cumplió con una buena parte de las expectativas que le valieron ese más de 50% de votos en 2018. Con sus defectos se puede hablar de un periodo en el que se sobrevivió a muchas cosas: una pandemia, una cacería contra él por parte de los medios de comunicación, inflación y una guerra con la delincuencia bastante cuestionable, pero que si tomamos ciertos estudios cuantificables como referencia fue un éxito.

Ahora la pregunta es: ¿Quién será la corcho-lata definitiva? Si metiera la mano al fuego sin miedo a quemarme "Es Claudia" la elegida. Afortunadamente ha sabido guardar sus propuestas y esperar con calma para observar como sus contrincantes tienen esa necesidad de salir primero a hablar por miedo a ser opacados por la que encabeza las encuestas y es la más conocida.

El primer tropezón se lo acabó de dar Ebrad con una propuesta de seguridad que lejos de mostrar una respuesta clara en la materia, exhibe la nula sostenibilidad de una propuesta pensada para el mexicano.

Ante las críticas que se ganó, seguramente en estos días saldrá a replantear su plan. Esperemos que no continúe con la propuesta y en su defecto, reconozca los retos de lanzar un plan tan ambicioso y lo adapte a una escala más real.


Del lado de la oposición, las cosas no solo no están mejor, si no que, como ya es costumbre, no vemos un proyecto definido. Se continúan manejando bajo la actitud de: "ser el futuro de México", pero, ¿bajo qué parámetros? ¿Social, cultural, económico? Pretender que se puede con todos ellos es imposible, si no pregúntenle al presidente, ya que dejó un super peso, pero al costo de dejar muy vulnerable al sector salud por solo citar un ejemplo.

Santiago Creel parece el típico busca pleitos que se cree mejor al resto de contrincantes. Tiene reminiscencias de Anaya y Meade, que pensaron llegar a la presidencia atacando a AMLO, en vez de plantear un proyecto sólido para llegar a las clases socioeconómicas que le terminaron dando el voto al tabasqueño.

Xóchitl Gálvez abusa de su posición como mujer para tumbarle las mañaneras a AMLO y ahora busca convencer a Enrique de la Madrid para que ocupe un alto puesto en su campaña, si es que el candidato no logra juntar las firmas (150mil) necesarias para avalar su registro. ¿Será que él si junta esa cantidad? ¿O será la misma historia de Lili Téllez? Recordemos que ella se bajó de la carrera presidencial aún cuando era un referente del movimiento opositor. Que esto nos deje una lección: Twitter no es ni de cerca un reflejo de la realidad. Conseguir interacciones supuestamente reales es fácil, pero en el plano de lo tangible, es detestada por sus aires prepotentes disfrazados de mujer valiente. Lo más llamativo son las disculpas que ha ofrecido a Layda Sansores, con quien ha sostenido infinidad de peleas en tiempos recientes. Su negativa a participar en las elecciones a candidato a la oposición y esta redención, ¿significa algo?

No quiero sonar conspiranoico, pero posiblemente su regreso al lado de la 4T está más cerca de lo que pensamos.


Como sea, la carrera de la sucesión presidencial se está calentando y estaremos aquí listos al pie del cañón para verla hervir.


¡Gracias por leer! Enviar comentarios y sugerencias a: metropolisoax@gmail.com