top of page

Bajo los reflectores #editorial Justicia para Abigail ll Murillo Karam y su "verdad histórica"


Descarga la versión en PDF dando click aquí


A ningún seguidor del caso Ayotzinapa le sorprendió el arresto de José Murillo Karam. El protegido del que fuera el último presidente por parte del PRI, Enrique Peña Nieto, enfrenta toda la responsabilidad de la desaparición de los cuarenta y tres normalistas. Las nuevas investigaciones que encabeza la FGR dejan entrever nuevos escenarios posibles en el caso. Los repugnantes involucrados que terminaron por arrebatarles la vida parecen haber hecho algo más que quemar los cuerpos en el basurero de Cocula, cosas que podrían superar fácilmente la ficción. Lo más importante no es el arresto de este hombre, que solo es la punta del iceberg. Hace falta ver si la autoridad judicial considera necesario emitir órdenes de aprehensión contra otros nombres que salen a relucir en la investigación como Salvador Cienfuegos, Enrique Peña Nieto e incluso Omar García Farfuch, actual secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México y mano derecha de Claudia Sheinbaum. Aunque Karam defiende su "verdad histórica", nos gustaría recordarles que la historia al final es subjetiva y puede ser manipulada en beneficio de las altas esferas del poder, como acostumbra la política mexicana. ... Por otro lado resuena el caso de Abigail Hay Urrutia, una chica que, de acuerdo con las autoridades, habría cometido suicidio asfixiándose con su propia ropa interior dentro de los separos de la cárcel municipal de Salina Cruz, municipio en la región del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca. Un caso como este podría ser resuelto a la brevedad, sin embargo, se han encontrado anomalías en la descripción de los hechos. Familiares acusaron a la policía de golpear y ahorcar a la joven y exigieron una investigación con perspectiva de género. A las irregularidades del caso, se suma una carta que supuestamente la finada habría escrito momentos antes de su muerte, algo que no simplemente no encaja en la versión oficial. Con un entierro realizado el día de ayer, familiares esperan que las tres autopsias realizadas por especialistas del estado Oaxaqueño y de Campeche, arrojen un veredicto final que se aproxime a lo que en realidad ocurrió aquella noche del 19 de agosto. Lo cierto es que la zona costera del bellísimo estado de Oaxaca atraviesa una de las épocas de delincuencia más grandes. La región ya suma ocho muertos en cárceles, y un sinfín en las calles, entre los que destaca el periodista Heber Lopez, asesinado el 15 de febrero de este año. Mientras la vista de las playas atrae a los turistas, la sangre derramada por inocentes corre por las cañerías.


Descarga la versión en PDF dando click aquí



Comments


bottom of page