top of page

Cuando la afición habla, los dueños callan #Opinión



Por: Fernando Salinas


Parecer que solo por esta ocasión, la afición mexicana tiene muy en claro su papel: decir NO al bodrio organizado por la Federación mexicana de Futbol.


Ascenso y descenso, el fin de la multipropiedad, inversión desde las ligas locales. Son bien conocidas las necesidades de una liga que solo sirve a los dueños para llenarse los bolsillos. A la afición durante todos estos años les dan atole con el dedo. La esperanza se desvaneció con cada caída, y la gota que derramó el vaso fue, cómo sabemos, el desastroso mundial de 2022.


Lo que pasó el pasado 15 de junio fue la señal definitiva para gritar que las cosas deben cambiar. Los jugadores planean sumarse al complot, pues varios cuestionan su permanencia.


Parece ser que los aficionados despiertan poco a poco, pues en pleno día del padre, las gradas lucieron completamente vacías. Algo insólito para un partido de la selección en los Estados Unidos.


Si bien es de aplaudir este hecho, no es suficiente. Hay que replicar esto mismo en los próximos partidos. Exigir calidad futbolística que se sabe que hay, pero que debido a la corrupción del propio sistema mexicano, solo aquellos con posibilidades económicas pueden debutar en primera división y en la selección nacional. Con un solo partido sin asistencia, las cosas no van a cambiar. Es un proceso que tomará años, por lo que no debería sorprendernos que el enojo de la afición dure unas cuantas semanas y de ahí, todo vuelva a la normalidad (como ocurrió después de Catar).

Ahora con el despido de Diego Cocca, parece ser que otra vez, el plan es correr al DT, dar una conferencia diciendo que: "se vienen cambios importantes", y después, el nuevo encargado hace lo mismo que hizo lo anterior, así en un interminable ciclo. Espero no ser pesimista y que realmente Lozano, el interino, haga algo bueno por el Tri. El dice: "Hay que salir adelante" y esperamos que así sea.

Estamos a menos de 800 días para el mundial de 2026. El estadio Azteca estará flamante para la fecha, pero, ¿podremos decir lo mismo de la Selección Mexicana?

Este hecho, sumado a la actitud de ciertos jugadores como Antuna, que se burlan de la afición ante las quejas y reclamos, empeora la percepción de la selección.

Ojalá esté boicot contra la Federación dure lo suficiente para afectar sus arcas, y que entiendan de una vez por todas que las cosas deben cambiar. Y con este cambio no me refiero a que Juan Carlos Rodríguez salga a dar explicaciones. ¡NO! Se trata de invertir realmente en el balompié, desde la cúpula de la pirámide, hacia la base. Que lo mismo que ocurre en Europa se refleje aquí y que el negocio sea menos obvio.


La gente está harta de lo mismo: de una selección mediocre y un sistema futbolístico que solo se beneficia a sí mismo, donde los empresarios exprimen como si de ubres de vaca se tratasen, los bolsillos de la afición.

Recordemos que cuando la afición habla, los dueños callan y escuchan, o este podría ser el principio del fin en la percepción del fútbol mexicano.


¡Gracias por leer y con tu interacción haber hecho posible la 17va edición de Hablemos de Fútbol!

Enviar comentarios y sugerencias a: metropolisoax@gmail.com