Cuando la inclusión se ejecuta mal #Opinión