top of page

Diego Cocca: una decisión aceptable, pero no la mejor #Opinión


Por: Fernando Salinas


Rápido como la pólvora se ha extendido la noticia del nombramiento de Diego Cocca como nuevo director de la Selección Mexicana. Como primera crítica, es impresionante el tiempo que a los directivos de la FMF les tomó sentarse y plantear decisiones concretas rumbo al 2026, y es que no está en juego cualquier cosa: hablamos del rumbo del próximo mundial en el que seremos sede. Algo que debe evitar a toda costa es hacer otro ridículo de talla internacional. Las multimillonarias campañas cada cuatro años vienen y nos estrellan al suelo con la más cruel de las realidades una vez que el spot termina: nunca hemos sido una selección competitiva.


Al parecer los directivos -y lo digo sarcásticamente, claro- leyeron mi columna antepasada en la que les envié un mensaje de parte de la afición: torneos competitivos y menos partidos exclusivos aquí y allá. Respecto a este punto, es impresionante como ligas que hace un tiempo se consideraban inferiores como la MLS y la árabe tienen mejores convenios para ser transmitidos, pues lo hacen por AppleTV y el canal de YT claro sports, respectivamente.


La sombra argentina de Diego Cocca no debería representar problema como sí lo fue en su momento el “Tata” Martino, pues al menos este nuevo DT viene de un interesante recorrido en el fútbol mexicano. Tras pasar sin pena ni gloria por el club Tijuana, los títulos que ganó con el Atlas en dos temporadas fueron los determinantes para conseguir el título, pero no está ni cerca de ser la mejor opción según mi opinión, pues este debió ser Nacho Ambriz, por la calidad de títulos que tiene ganados en México: liga CONCACAF de campeones con América en 2015, Copa MX con Necaxa en la temporada 17/18, Campeón de Liga con León en la temporada 20/21 y sobre todo, ha estado presente en la dirección de equipos importantes como el Atlético de Madrid, es decir, de la Liga Española, que a mi parecer y lo digo sin afán de menospreciar al futbol mexicano, la segunda división del país de la furia roja es igual de competitiva o superior en ciertas ocasiones a la nuestra… Álvaro Morales cuando sale de la performance que tantos haters ha cosechado, tiende a dar en el clavo: el tema racial es un tema que se vive en todos y cada uno de los negocios mexicanos. Desde el Sonora Grill hasta el fútbol. Nada se escapa de este fenómeno conocido como pigmentocracia, y lo ocurrido con Ambriz en esta ocasión no fue la excepción. Las tendencias euro centralistas y americanas -de dónde vienen los sponsors más importantes- buscan figuras cuando y menos, cumplan con ciertos patrones estéticos.


De lo contrario, el verdadero valor del DT saldría a relucir por lo que en verdad debe importar: los títulos y la capacidad que debe tener para, no solo cobrar una gran nómina -cof, cof, como el piojo en su última temporada con Tigres- si no para ponerse los pantalones y dirigir con bravura e inteligencia a una selección nacional que se rehúsa a dar el salto generacional.


Cuando se le hizo esa incómoda entrevista a Yon de Luisa, que desafortunadamente no incluye detector de mentiras, pudimos sacar dos cosas en claro: la primera, realmente los directivos de la FMF no intentan dar un salto cuantitativo respecto al periodo pasado, y segundo, ante el lenguaje que no se observa, pero que se delata tras los gestos, sabemos que los que tienen el verdadero control del fútbol no son las mesas directivas, si no las carretas de dinero.


¡Gracias por leer! Enviar comentarios y sugerencias a: metropolisoax@gmail.com


Comments


bottom of page