top of page

¿MIL MILLONES DE DÓLARES? Invierte en el deporte, no lo compres, Arabia - #HablemosDeFútbol


Por: Fernando Salinas // Imagen: oybekostanov


Si 200 millones del contrato de Cristiano con el Al-Nassr, y los $400 millones ofrecidos a Messi por el Al-Hilal ya son una exageración total, este último club decidió ir más allá y ofrecer hasta 9 cifras -en euros- por el anti-héroe del PSG, Kylian Mbappé

¿Qué tan nefasta se considera esta oferta? Por que dejémoslo claro: Mbappé no vale mil millones de euros, ni él, ni ningún otro que sea o haya sido futbolista.


La oferta del club árabe es asquerosa. Es una clara intención de intentar asombrar a todo el mundo con sus petrodólares, con los cuales piensan comprar a todo el mundo. Ellos mismos saben que el francés no vale esa cantidad y que las probabilidades de que firme son bajas. Digo, 24 años de edad, y ante las palabras que él mismo ya pronunció parece que esto queda como una anécdota más.

Esta es la única forma en la que la liga árabe aparece en los titulares de occidente, ya que al ver cantidades biillonarias en los titulares, es más fácil captar la atención de la gente, y más aún cuando ves titulares que dicen: “con ese salario se puede comprar a 13 equipos de la Liga MX” Cállense los ojos y dejen de darle atención a quienes buscan, a través de estas acciones, decirnos: ¡Hey, nosotros también sabemos jugar futbol! ¡Tenemos suficiente dinero para lograr que el mundial sea aquí en 2030!

Hasta antes del debut de Ronaldo en esa liga, los canales de deporte no sabían siquiera de la existencia de una liga local en el mundo de los emiratos cubiertos de desierto. Catar funcionó como el piloto de prueba para los petro países quienes han visto del enorme dinero que se mueve en este mundo. La gran pregunta es: ¿el fútbol es más rentable que los petrodólares? Será que como el petróleo ya se ve con malos ojos y se quiere reducir su uso, ¿estas decisiones son un movimiento de los jeques para no depender de un solo negocio multimillonario? Seamos sinceros, el negocio del petróleo es mínimo unas 10 veces más rentable que el del fútbol. Por esa razón no les ha dolido pagar 200 millones de euros, ni ofrecer esta cifra que es 5 veces mayor y en menos de un solo año. Con equipos en la Premier, la Ligue 1 y con la compra masiva de estrellas veteranas, el objetivo de los árabes es una: tener la sede en 2030.

Buscar desesperadamente la atención con estas acciones en lugar de replantear la estructura del fútbol local es algo que los árabes deben priorizar para, ¿quizá de esta manera pelear la sede de 2050 tal vez?


Forzar esta identidad futbolera que no tienen, y menos han tenido, es una técnica que ha demostrado tener nula efectividad a lo largo de la historia. Talento árabe existe. Los jugadores que existen en la liga no son malos, y eso es algo que dejó visto el partido entre el PSG y Al-Riyadh. Si el traspaso de Neymar en 2017 produjo el efecto del mismo nombre en el mercado, estos jeques van a desestabilizar aún más esta situación en la que por cualquier jugador que tenga una temporada buena -mas no excelente- se están pagando cifras que los últimos 20 años no se habían ni pensado.


¡Gracias por leer y con tu interacción haber hecho posible la edición 20 de Hablemos de Fútbol!

Enviar comentarios y sugerencias a: metropolisoax@gmail.com