OPINIÓN ll Oaxaca, pueblo bicicletero


Pongamos todo en perspectiva // Carlos Villalobos

Normalmente la expresión “pueblo bicicletero” ha sido utilizada de manera peyorativa dado que como indicador de “progreso” se ha constituido al automóvil y al concreto en las calles dejando en segundo plano a quienes han emprendido el uso de la bicicleta como medio de transporte. Y de los peatones mejor ni hablamos.


En recientes fechas el enfrentamiento de colonos de la colonia Reforma, con usuarias y usuarios de este medio de transporte por la implementación de la ciclovía en dicha colonia, ha abierto de nuevo la conversación: En Oaxaca, o al menos en la capital ¿estamos listos para la implementación de este medio de transporte?


Por un lado, en este caso en específico, podríamos comenzar por aplaudir la buena fe de las autoridades de movilidad por empezar a implementar, de una forma más responsable, vías formales para el tránsito de todas y todos aquellos que utilizan este medio de transporte sin motor. Recordemos que en una primera fase, solo se marcó con pintura en el primer cuadro de la ciudad, un carril donde se suponía que tendrían que transitar las y los ciclistas, sin embargo quedó a deber.


Por otro lado, tenemos que abordar que no se realizó el proceso de consulta para tratar de evitar la confrontación entre colonos y ciclistas, lo que derivó en el enfrentamiento que pudimos observar el pasado 19 de octubre.


A pesar de la buena fe de parte de colectivos que impulsan el uso de la bicicleta y la biciruta, como parte de la Ley de Movilidad en el estado, al no haber sido tomados en cuenta las y los colonos de la colonia reforma en automático han entrado en un estado de negación en donde han negado toda posibilidad de mediar una situación que en el papel no tendría que haberse tornado de esta forma, ya que mundialmente el impulso de medios de transporte alternativos es una realidad y toma mayor sentido en una ciudad como la capital oaxaqueña, en donde los bloqueos, el mal estado de las calles y la cantidad absurda de automóviles son nuestra realidad.


Dentro de lo rescatable tenemos la creación de puentes de colaboración que todos los colectivos ciclistas, junto con autoridades de los 3 órdenes de gobierno han empezado a plantear para impulsar verdaderamente una “nueva normalidad”, en donde el uso de la bicicleta no sea solo de “uso recreacional”, como espetaron quienes viven en la colonia reforma. Las ventajas de utilizar la bicicleta son innumerables y ante ello solo nos queda apoyar para el impulso de esta agenda y así lograr que se abra la conversación, para que tanto usuarios, autoridades y ciudadanía en general se capaciten en la implementación de este medio de transporte de forma ordenada, consultada y en donde se garantice la vida de todas y todos.



Sígueme en twitter como @carlosavm_



#CarlosVillalobos #Carlosavm #PongamosTodoEnPerspectiva #Bicleta #MediosAlternativaosdetranspórte