Precios continúan subiendo a paso galopante en México


Gasolina, gas y alimentos continúan subiendo de precio en México y en el mundo,

esta vez por los conflictos en Ucrania.


Oaxaca de Juárez, Oaxaca. Marzo de 2022. Aunque el generalizado de los precios

en noviembre pintaba para ser el punto máximo, llegando a 7.37%, luego de un par

de meses a la baja marcando 7.35% en diciembre y 7.07% en enero; el Instituto

Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) acaba de revelar que en febrero la

inflación en México volvió a crecer, marcando un 7.28% en febrero.


La tendencia al alza

Lo preocupante del incremento no es sólo que aumentó la inflación de enero a

febrero, el gran problema que enfrentan las familias mexicanas es que nos estamos

presentando ante un escenario que tendería a ser alcista, lo que a la larga

provocará el encarecimiento de la canasta básica, así como de productos y

servicios.


El conflicto armado afecta al país, sin estar en batalla

En el país, usualmente, este tipo de fenómenos se adjudica a las autoridades en

turno; sin embargo, en un contexto en donde la economía mundial se comenzaba a

recuperar luego de la pandemia por COVID-19, el nuevo problema del mundo es el

conflicto armado que se está registrando entre Rusia y Ucrania.


Dentro de los principales productos que presentan un aumento bastante

pronunciado se encuentran los alimentos y los energéticos, siendo justamente los

países envueltos en el conflicto armado quienes son jugadores predominantes en

cada industria. Ucrania es el tercer exportador de cereales a nivel mundial, mientras

que Rusia era, antes de las sanciones emitidas por organismos internacionales, el

principal proveedor de energéticos de toda Europa.


Los efectos que se resienten en el corto plazo

Debido al aumento de precios a nivel internacional, especialmente de energéticos, el

país ha resentido el alza de precios, particularmente en el precio de gas LP. Todo

ello, a pesar de todos los esquemas que se han implementado de control de precios

de mercado por parte de las autoridades federales.


En los precios de la gasolina en México, a pesar de que se esté recibiendo un

subsidio virtual al no cobrarse el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), la gasolina de menor octanaje ha incrementado de forma considerable, colocándola por arriba de los 26 pesos.


Aunque el conflicto armado se resolviera mañana mismo, los efectos por los golpes

a los mercados energéticos y de alimentos se continuarán resintiendo por varios

meses. El problema no queda ahí, derivado de todo lo anterior, presumiblemente y

de acuerdo a diversos especialistas en la materia, el crecimiento del Producto

Interno Bruto (PIB) nacional tendría que sufrir otra modificación, luego del par de

ajustes previos, colocando la expectativa de crecimiento del país en tan solo el 2%

para 2022; de acuerdo a los análisis más halagadores. Los especialistas más

pesimistas ubican el PIB en apenas 1.5%.


Además de cereales y energéticos, ¿Qué otros productos subieron de precio?

De acuerdo a las cifras entregadas por el INEGI, el mes pasado se reportaron