top of page

Singapur ya es historia 🇸🇬 - #F1 #DesdeElGaraje


Por: Fernando Salinas // foto: X/Instagram


El Gran Premio de Singapur es historia. 62 vueltas que tenían toda la pinta de ser un premio lineal. Sin embargo, dos sucesos lo convirtieron en una de las carreras que están en el podio de este año.

El inesperado Virtual Safety Car que Esteban Ocon propició a menos de 20 vueltas fue aprovechado por una Mercedes hambrienta por subir al podio. Con ese par de neumáticos blandos que le quedaban a la escudería, George Rusell y Lewis Hamilton pudieron acortar la distancia de 16 segundos que tenían del que estaba más próximo, un Charles Leclerc que con unos neumáticos desgastados poco pudo hacer para frenar a los Mercedes en un intento por darle bocanadas de aire a Carlos Sainz quien tenía detrás a Lando Norris por menos de 3 segundos.

Ya todos sabemos cómo terminó esto. Carlos agrupó a Norris, Russell y Hamilton utilizando al primer britanico como escudo. Carlos dejó que Lando se acercara lo suficiente para activar el DRS y así le fuera muy complicado a los Mercedes avanzar. Carlos era consciente que en el momento en que Norris fuese rebasado todo se acababa. Russell al intentar presionar terminó colisionando con el muro, provocando su accidente a menos de una vuelta de acabar la carrera.

Su compañero no pudo hacer nada más en tan poco tiempo y Carlos celebró su segunda carrera ganada en compañía de la gente de Ferrari y Lando, los cuales dejan ver que las verdaderas amistades en la Fórmula 1 existen, regalando momentos de “Carlando” que recordaron a esa época cuando ambos eran parte del equipo McLaren. En Marina Bay no sonó por primera vez en mucho tiempo el Himno de Países Bajos y Austria, rompiendo así el increíble récord de diez carreras ganadas de forma consecutiva de Max Verstappen.


El segundo suceso fue precisamente el nulo ritmo que Red Bull mostró durante las prácticas y la Qualy siendo la primera vez desde el año 2018 que el equipo austriaco no consiguió pasar a Q3. Mucho se ha hablado de que esta falta de dirección anormal en el auto se debió a la TD018 implementada a partir de este circuito. Sin embargo, dudo que esto sea el causante debido a la falta de carga aerodinámica que Singapur maneja.

La razón que puede ser más acertada es la compartida por el medio deportivo The Race. De acuerdo con ellos fue debido a la mala decisión del equipo de llevar una suspensión mucho más susceptible a los cambios (recordemos que esta suspensión es vital para que la carga aerodinámica de la parte frontal sea correcta, recorra el piso del monoplaza y brinde un mayor agarre en la pista), y a que la configuración para este circuito propiciara elevar el piso del monoplaza (Red Bull rueda su RB19 con un piso mucho más bajo que el de sus competidores dado que en Singapur los baches son comunes). Sin embargo, algo con lo que no contaba la escudería y que propició que el agarre fuera más de lo esperado fue el bacheo en algunas zonas de la pista. Esa suspensión blanda colisionaba constantemente y el movimiento que sufrió el piso posiblemente alteró esa aerodinámica. Estos cambios provocaron demasiado subviraje, haciendo imposible una ejecución decente (problema que el mismo Checo reconoció en las entrevistas post-qualy).

Después del Gran Premio de Japón que es esta misma semana, el cual es un circuito completamente diferente, veremos si esto fue solo un tropiezo, o realmente, Red Bull comienza a mostrar signos de debilidad.


Singapur dejó momentos que quedarán marcados en la historia de la F1 cada vez que se hable del récord de Max Verstappen. Este tipo de situaciones nos recuerda por qué la Fórmula Uno es tan emocionante.


Próxima parada: ¡El Gran Circuito de Suzuka! 🇯🇵 🏁


Favor de enviar comentarios y sugerencias al correo: metropolisoax@gmail.com