ANTE LO DESCONOCIDO: LOS NFT'S #Opinión


Por: Fernando Salinas // @fersalinas_13 // #SociedadDelEspectáculo


Imagina que un día decides crear una serie de imágenes e intentas vender una versión digital de ese arte bajo un sistema de encriptación que permite tener un único dueño. La lanzas al mercado y la vendes en millones de dólares. Suena sencillo ¿Verdad? Ese es el turbulento mundo de los NFT's (Non-Fungible Tokens) [activo no fungible], una alternativa a la compra y venta de productos digitales que se encuentra bajo numerosos escándalos: clonación de arte, esquemas ponzi, impacto ambiental, etc.


Con la llegada de nuevas tecnologías, las debilidades y errores se evidencian antes que los beneficios. Los NFT's suponen un revuelo su concepto: hacer una transacción con un elemento digital e intangible.


La seguridad que el Blockchain (cadena de bloques) otorga, así como la reputación de los creadores de los NFT's, debe generar un sentimiento de confianza en los compradores, algo que no ocurre debido a ciertas lagunas informáticas y de seguridad existentes en el sistema.


Internet aún se encuentra en 'pañales' y considerar a los NFT's la versión digital de lo existente en el plano de lo tangible es, por el momento, muy apresurado. Como experimento me parece perfecto, pues el ciberespacio puede regirse bajo el esquema de "Laboratorio Social" que la Escuela de Chicago propuso en su momento, al grado que perfeccionar estos sistemas en versiones Beta, con la participación de un sector de los cibernautas antes del lanzamiento, evitaría los posibles problemas y escándalos que acarrean los nuevos sistemas.


Algunas medidas a considerar son: examinar las interacciones vendedores-compradores con el objetivo de evitar estafas en forma de esquemas ponzi (falsa oferta y demanda); repentinos cambios del producto ligados al Blockchain (estafa); posibles casos de piratería con apoyo de inteligencias artificiales cada vez más precisas; utilizar sistemas de transacciones más amigables con el medio ambiente como el Proof of Stake, en lugar del sistema Proof of Work de la red de Ethereum que ha sido acusado de producir un total de 30 mil toneladas de residuos electrónicos al año.


Por otro lado, no se puede hablar de una regulación de precios en este modelo de negocio porqué, al igual que ocurre con las criptomonedas, estas funcionan con base en sistemas descentralizados.


El mundo de los NFT's se rige bajo los mismos criterios. Escasez; utilidad; tangibilidad; interoperabilidad; prueba social; historial de propiedad y prima de liquidez son algunos de los criterios a considerar dando como resultado grandes ventas. Un ejemplo es el primer tweet de Jack Dorsey (Ex-CEO de Twitter) que fue vendido por 2.9 millones de dólares o la compra de un cromo de Bored Ape por Justin Bieber en 1.29 millones de dólares en febrero de este año.


Ya sea que estés a favor o en contra de este esquema de negocio, es innegable que no deja de ser cuando menos, interesante. Un amplio sector de la población pide que desaparezcan por completo. Sin embargo, de cara al creciente metaverso que está a la vuelta de la esquina es difícil pensar que algo así pueda desaparecer del mercado o cuando mucho ser una moda más.


Los NFT's llegaron para quedarse.