En riesgo nuestros derechos digitales por COVID19


Texto: Carlos Villalobos // Facebook: CarlosAVM_ // Twitter: @carlosavm_ // Instagram: @carlosavm__


Ante la pandemia mundial provocada por el COVID19, como medida generalizada Estados en todo el mundo han aumentado sus poderes de vigilancia en línea.

Aunque los canales tecnológicos(tales como las redes sociales) pueden servir como vía de comunicación entre gobernantes y gobernados, incluso el rastreo y monitoreo de la población puede ser una medida para poder dimensionar el avance de la pandemia, hoy nos enfrentamos a un panorama desolador en el ámbito de la defensa de los derechos digitales.


El aumento de poderes de vigilancia digital, pone en riesgo de muerte la privacidad, la libertad de acción y de asociación en línea. Entre el aumento de de poderes de vigilancia, podemos citar, el acceso de datos de localización de dispositivos moviles, así como la extracción de información valiosa.


Lo más curioso del asunto es que este aumento de vigilancia, lo único que puede provocar es que la, de por si, baja confianza que existe en las autoridades nacionales , disminuya más y por lo tanto la eficacia de las acciones coordinadas entre el sector digital y el sector salud, sea nula.


En el marco extraordinario que vivimos, incluso en algunos países ya con la suspensión de libertades, los derechos humanos no tienen que pasar a segundo plano y mucho menos la agenda de derechos digitales. El combate a la pandemia que hoy nos aqueja y las fakes news que pululan en torno a ella, no tiene que ser pretexto para que se ataque el derecho a la privacidad y la libertad de expresión con el que contamos cada uno de los seres humanos. Es cierto que "problemas extraordinarios requieren de medidas extraordinarias", pero esto tiene que ser en un marco de respeto a los derechos humanos y al Estado de derecho, ya que si se instauran escenarios de excepción, cuando la pandemia sea mitigada y pase a segundo plano, va a ser muy complicado que se recupere el terreno perdido en toron a los derechos humanos y los derechos digitales.

Banda del mes

El logo oficia<l de El Garage Istmeño