La sana distancia tendría que ser de dos metros, de acuerdo a un nuevo estudio.