Personas de la tercera edad, en su mayoría, desconectadas del mundo digital: CMT


En México existen 84.1 millones de usuarios de internet, pero sólo 8.8 millones de usuarios tienen 55 años o más.

Oaxaca de Juárez, Oax. Diciembre 2021. De acuerdo a la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2020, en México sólo 8.8 millones de personas de la tercera edad tienen acceso a internet, representando el 56.41% del total de este sector de la población; ya que de acuerdo a la última encuesta especial realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el país residen alrededor de 15.4 millones de personas de la tercera edad.

En un ambiente en donde la realidad, poco a poco, se está llevando en su totalidad al plano tecnológico e interconectado, es importante realizar la labor de mantener a este sector de la población activo, en este caso en la “Nueva Normalidad”.

En México existen 84.1 millones de usuarios de internet, pero sólo 8.8 millones de usuarios tienen 55 años o más.

Desconectados y alejados por la pandemia

Como resultado de las medidas adoptadas por la entrada de la COVID-19 al país, el uso de Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC’s) ha tomado una relevancia fundamental en la vida de todas y todos, en ámbitos como el productivo o hasta en la socialización.

Quienes han resentido este distanciamiento con mayor impacto han sido las personas de la tercera edad, ya que sus vidas tuvieron que parar en el espacio público para poder darle prioridad a lo más importante, evitar contagiarse y preservar la vida.

Evidentemente, eso provocó que este sector de la población tuviera que volcarse a los dispositivos inteligentes y el internet; sin embargo, no todo es tan fácil. Su localidad, su nivel educativo, pero, sobre todo, su condición socioeconómica son problemas fundamentales para ellas y ellos a la hora de migrar a una realidad que está más interconectada.

Del total de usuarios de internet de la tercera edad, 54.9% son mujeres y 45.1% son hombres

Inmigrantes digitales, lo que se busca es su inclusión

Se le denomina inmigrante digital a todos aquellos que nacieron antes del desarrollo de las TIC's y a quienes, a pesar de haber nacido durante su desarrollo, todavía no se han podido adaptar. Todo eso bajo la definición de Mark Prensky en el artículo “Digital natives, digital inmigrants” de 2001.

Uno de los principales problemas que se han detectado, a través de estudios realizados por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), es que el principal obstáculo de las personas de la tercera edad para la adopción de tecnología es la desconfianza y el poco trabajo de concientización que se ha realizado al respecto.

A pesar de esto, de acuerdo a estudios de la Asociación Mexicana de Internet, el aumento del uso de tecnologías e internet en este sector de la población aumenta anualmente en promedio entre un 2.5% y el 3%. Sin embargo, hoy es muy complicado dar cifras duras al respecto, porque usualmente los análisis no permiten reflejar la realidad de este sector.

Beneficios de la inclusión digital de las personas de la tercera edad:

● Mayor comunicación: Provoca que se sientan menos aislados y su estado anímico mejore, evitando el sentimiento de soledad.

● Impulso de la autonomía: Una vez que emprendan el uso de tecnologías podrán realizar actividades en línea.

● Relaciones sin importar la década de origen: Al poder interactuar en la arena digital accederán a más voces y la edad no será un impedimento para su inclusión en temas públicos.

● Su vida será ágil: Trámites y procesos administrativos que ya se realizan en línea podrán ser llevados a cabo desde casa.

● Entretenimiento para ellas y ellos: Al accesar a un sin fin de contenidos en internet podrán escoger qué consumir

Ellas y ellos también navegan

El enfoque de inclusión digital a las personas de la tercera edad tiene que ser prioritario para el aumento de niveles de bienestar, esto con el objetivo principal de dotar de más y mejores herramientas a quienes decidan dar el paso al ciberespacio.

No es casual que los municipios, localidades y ciudades que cuenten con mayor acceso a internet de forma generalizada en su población, cuenten con mayores y mejores condiciones. Además, el establecer condiciones mínimas para que adultos mayores puedan navegar en internet y acceder a nuevas plataformas “online”, permitirá medir de forma más precisa las necesidades específicas que tienen y, así, atenderlas de una forma más eficaz.

Internet es una herramienta valiosa para consumir, pero también para generar información, para poder llevar una vida más independiente; por ello, Congregación Mariana Trinitaria creó el Programa “Aportación Solidaria para la Tecnología y Conectividad CMT”, que tiene como fin último el dotar de este importante servicio, así como de dispositivos necesarios para navegar, provocando el impulso del desarrollo del bienestar de las familias que lo necesiten.