Se quema el mundo, sólo queda aprender a “vivir con fuego”.


Oaxaca de Juárez, Oaxaca. Febrero de 2022.- El cambio climático y sus consecuencias, poco a poco, se han incrustado en la agenda mundial; sobre todo, por el poder tan devastador con el que cuenta, atacando directamente los niveles de bienestar en el mundo. Por lo anterior, las personas que se encuentran en situación desfavorable, son las más afectadas.


Escuchemos al medio ambiente

A través de un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), todas y todos tendríamos que “aprender a vivir con el fuego” y normalizar los incendios forestales, así como su frecuencia y su gravedad. Cosa que irreparablemente generaría que la economía, pero sobre todo la vida, se pongan en riesgo.


De acuerdo a estimaciones, en el mundo, los incendios forestales incrementarían en al menos un 14% para 2030, mientras que para 2050 el aumento incrementa en un 30% los incendios. Tales aumentos, de acuerdo al análisis de PNUMA, hay que darlos por hecho, al menos en el corto plazo.


Andrew Sullivan, editor del informe del último informe del PNUMA e investigador de la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth, menciona que hoy el daño es irreversible, pero los grupos sociales que pudieran ser víctimas de los incendios, podrán reducir su riesgo y exposición. Además, mencionó que, aunque los incendios se han vuelto incontrolables, empiezan a tener ciclos de aparición en distintas partes del mundo. El gran problema es que los sitios que normalmente eran afectados por incendios forestales, podrían aumentar sus afectaciones

A diferencia de otros fenómenos y consecuencias por el cambio climático, los incendios causan mayores problemas, porque no solamente afectan al ambiente, además afectan la salud pública, la biodiversidad y en mayor medida generan cambios en el clima y en los ciclos hídricos de las regiones afectadas.


Los incendios sirven, si son por causas naturales

Desde el comienzo de la vida en el planeta, los incendios han tenido una función primigenia, la de restaurar nutrientes del suelo, apoyar el que germinen plantas y eliminar materia lista para la descomposición. En el papel, sin la exposición a incendios, nuestros entornos naturales estarían expuestos a una sobrepoblación de vegetación, lo que a la larga provocaría peores incendios y peores consecuencias.


La raza humana ha quemado la tierra históricamente de forma intencional, a través de prácticas como la quema controlada o “la tumba y quema”. Sin embargo, el avance en la temperatura del planeta, aunado a la protección nula de los entornos forestales, provocaron que se gestaran las condiciones idóneas para el descuido y el aumento de estos fenómenos,


Los cambios que han aumentado los incendios

Hoy, los incendios son cada vez más potentes, pero lo que más sorprende, es que se están empezando a gestar en lugares poco probables, como humedales. Los incendios forestales han disminuido en su incidencia por la actividad de rayos, los principales culpables son los humanos y sus actividades.


Los científicos descubrieron, por ejemplo, que el cambio climático hizo que las condiciones meteorológicas extremas que alimentaron las temporadas de incendios destructivos 2019-2020 en Australia, tuvieran un 30% más de probabilidades de ocurrir.


Los costos por incendios

Los principales costos causados por los incendios forestales son sus efectos en la salud pública, debido a que expertos han explicado que la exposición anual al humo de incendios forestales provoca al menos 30,000 muertes en 43 países analizados. Por otro lado, también se descubrió que el aumento en las partículas finas que provienen del humo, en 2020, provocaron el aumento directo de casos por COVID-19 y muertes en California, Oregón y Washington; estados altamente golpeados por este tipo de fenómenos.


En cuestión económica, de acuerdo al informe de PNUMA, los incendios forestales son más costosos, ya que en países desarrollados han tenido que han aumentar en al menos 170% el gasto para el combate de incendios, teniendo como el ejemplo más claro a Estados Unidos, país que reportó un presupuesto de 1,900 millones de dólares.


Tecnificar para poder mejorar

El comienzo para mitigar los impactos por el cambio climático radica en la promoción de la tecnificación del campo y proponer un mundo que sea sostenible y que no dependa de prácticas como la “tumba y quema”, por esta razón, desde hace 25 años, alineados con los Objetivos del Desarrollo Sostenible, Congregación Mariana Trinitaria ha impulsado diversas soluciones integrales y acciones en favor de nuestros ecosistemas, pero también para impulsar el desarrollo del sector agrícola. Desde equipamiento para la operatividad del campo, generación de valor agregado en la producción, contenedores de líquido y tecnificación de su uso acorde a la necesidad productiva, pasando por semillas y abonos necesarios; de la mano de actores de Gestión. Desde esa trinchera, CMT ha ayudado a que se salven ciclos productivos y cosechas enteras. Este esfuerzo promueve que las familias que viven de su producción en el campo, mantengan y mejoren sus condiciones de vida, a pesar de los efectos negativos del cambio climático.