Sedentarismo y obesidad son algunos efectos nocivos en niños por la pandemia