top of page

#036: Para los fans de Checo Pérez y el romanticismo: #MontrealGP🇨🇦 2024 🇨🇦 - #F1 #DesdeElGaraje


Redacción: Fernando Salinas // foto: @redbullracing en X
Redacción: Fernando Salinas // foto: @redbullracing en X

TRAS LA CARRERA DEL DIA DE AYER, me dispuse a exponer mi punto de vista con algunos contactos a través de las redes sociales, pues había quedado -cuando menos- decepcionado del rendimiento de “Checo” Pérez durante la clasificación y en la carrera, señalando su bajo nivel desde el premio de Imola, y es buen momento de exponerlos también para mi querida audiencia lectora.  


Red Bull atraviesa un momento delicado. Lo que parecía ser una extensión del 2023 se ha ido transformando en una temporada más movida de lo que parecía. Cuando en el ya lejano Gran Premio de Bahrein se supo que Ferrari y McLaren llevarían sus grandes mejoras hasta Imola, pudimos predecir una ventaja para los de Milton Keynes en la primera fase. Con lo que no contábamos es que el caso Horner y la posterior salida de Adrian Newey iban a llevarlos a una ventana de suspenso cuyas consecuencias aún no se conocen en su totalidad. Checo mostró hasta Shanghai un rendimiento espectacular, aunque lejano para darle batalla a Max, con 4 podios y 7 ocasiones en la zona de puntos. Sin embargo, con el paquete evolutivo que ha ido introduciendo el equipo y a la poca capacidad que tiene el mexicano se sobreponerse al sobreviraje, producto del estilo de manejo de Verstappen, convierte evidentemente al segundo piloto en un objeto de críticas ante la prensa europea, que aprovecha cada altibajo para cuestionar su permanencia en el equipo. La situación ha empeorado tras darse a conocer su extensa renovación hasta 2026 y el resultado de este fin de semana, pues no comprenden su permanencia en la escudería en un momento que el campeonato de constructores peligra. 

Para mi es posible comprender su renovación bajo un enfoque más transversal en todo este universo de la fórmula uno por el tipo de piloto que es Checo y lo que representa. 15 años de experiencia le valen a Red Bull para continuar desarrollando coches que el primer piloto pueda explotar. Checo a la vez que corre para un -hipotético caso- pelear campeonatos, le sirve a Red Bull para cosechar más y más datos que puedan ser útiles en la evolución de un coche a lo largo de la temporada. Sin embargo, algo que es un hecho es que los monoplazas terminan evolucionando hacia el sobreviraje, un elemento que los convierte en máquinas rápidas que requieren una alta precisión para ejecutarse, y al que Verstappen está más que acostumbrado debido a su estilo natural de conducción. Pérez está orientado hacia el subviraje, un estilo de conducción que prioriza el agarre de la parte trasera, algo que él mismo ha dado a conocer en entrevistas. Cuando el monoplaza se encuentra en su estado base, el coche tiende a ser más neutral, razón por la cual Checo se muestra más competitivo al inicio de la temporada. 



Lo ideal sería evolucionar los coches a ambos estilos de conducción: para el estilo de Pérez y Verstappen. Sin embargo, esto no ocurre así, pues es la función de un segundo piloto ser el defensor del primero, y lo podemos ver reflejado en los stats de cada campeonato, pues Perez cosecha y arrebata los puntos de segunda posicion a sus rivales y de esta forma reduce los riesgos de una lucha por el campeonato aunque

se le perjudica de cierta manera. 

Aunque es cuestionable discutir cuánto tiempo necesita el mexicano para adaptarse al coche y a un estilo de manejo específico ¿cinco? ¿siete? ¿diez años?, lo cierto es que la fórmula uno no está dispuesta a soportar esa cantidad de tiempo, y su tiempo se acaba… 

Por otro lado, me parecen tremendamente ridículas las acusaciones que se hacen contra Bird en un 80%. Este fin de semana se le ha echado la culpa por prácticamente todo: el tiempo en Q1 que fue completa responsabilidad de Pérez al perder tres décimas en el último sector, y ni hablar de su accidente. Ojo, Bird ha cometido errores también y si lo comparamos con Lambiase existe una diferencia notable, sin embargo, el ingeniero de carrera NO LO ES TODO, ni nunca lo ha sido, así que buscar culpables antes de señalar al propio Checo es ridículo y fomenta este movimiento de “Checolovers” y la semejante cantidad de idioteces sin fundamento que dicen y escriben. 

Esto no exonera a este ingeniero de sus errores, y que Checo sea su principal defensor sin señalar las inconsistencias también es lamentable, pues al final la prensa retoma con mayor peso la idea de que Checo no es digno de ese asiento. Que a mi parecer lo es, pero necesita contundencia y trabajo para si bien no destronar a Verstappen, si darle batalla en uno que otro momento y por qué no, una victoria ocasional.


Lo que más esperamos como una afición objetiva es que Checo demuestre esos destellos que enamoraron a mexicanos y extranjeros en aquellos años de Sauber, Force India, y su primera victoria en Sakhir. 

Al menos lo que yo espero como aficionado que lo verá en el Gran Premio de México es eso, y no la jugada desesperada que hizo el año pasado. 


¡Vamos con todo Checo!

Vayamos a Barcelona 🇪🇸 


¡Gracias por leer! 

Favor de enviar comentarios y sugerencias al correo: metropolisoax@gmail.com  

twitter (x): @fersalinas_13



Kommentare


bottom of page