Un Show Muerto 2.0 o de reencuentros inesperados